Asunción Martínez Llano

Asunción Martínez Llano

Técnico de Educación en el Departamento de Públicos. Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira

Biografía:


Formo parte del equipo del Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira (Ministerio de Cultura y Deporte, España) desde el año 2000 donde he trabajado en las áreas de Comunicación y Educación del Departamento de Públicos coordinando programas culturales, divulgativos y educativos.


Desde la práctica educativa promuevo un museo accesible e inclusivo, un museo reproductivo generador de relatos diversos, inspirados en el conocimiento científico y pensados desde las Prehistoiras posibles, el enfoque de género y los posicionamientos feministas; así como un museo habitado, creador de espacios para el aprendizaje, la experimentación y el juego, para familias, para escolares, para personas adultas. De esta manera, el comisariado educativo en el Museo de Altamira comprende proyectos tan variados como el diseño de recursos didácticos para escolares, la creación del espacio de la Museoteca para familias, o el comisariado de exposiciones temporales, como la exposición “Acaso me nombras” con la fotógrafa canaria Teresa Correa o “El largo viaje… De Altamira a Cueva pintada”, junto con Carmen Gloria Rodríguez.


En la actualidad coordino el programa #MuseoSinPrisas Museo sostenible en su dimensión cultural, desde el que se impulsa el Grupo de Trabajo interdepartamental para Un Museo Sostenible que está redactando un nuevo plan de gestión integral que incorpore los principios de la Sostenibilidad con El Marco Conceptual Común en Sostenibilidad de Ibermuseos y la Agenda 2030 como referencias principales. En esta línea de trabajo, durante los años 2021-2022 he participado en la Mesa Técnica sobre Sostenibilidad de Ibermuseos que ha diseñado una herramienta de autodiagnóstico en Sostenibilidad para museos.


Mi formación en diferentes universidades abarca distintas disciplinas – como Geografía e Historia, Gestión cultural, Comunicación institucional y Educación social - que confluyen en una práctica museal que promueve desde el ámbito de la Educación la renovación de la función social del museo y sus relaciones con la comunidad más próxima. Mi formación continúa en las metodologías no formales para la Educación, la Educación inclusiva y la Educación Patrimonial, hasta las prácticas agrícolas ecológicas que me gusta pensar desembocarán en un perfil situado de educadora – agricultora.

 


Comunicación:


Título: "Pensar el museo desde fuera del museo
"


La idea del museo como agente de cambio y desarrollo local ha atribuido a esta institución una función promotora del turismo en los territorios en los que se ubica, en el marco de las políticas públicas de las últimas décadas. El Museo de Altamira (Santillana del Mar, Cantabria) es uno de los ejemplos de museo concebido con éxito como industria cultural: por su elevado impacto económico en la región, por el número de empleos creados, las sinergias económicas promovidas, por su relevancia mediática y por ser uno de los museos estatales más visitados. Sin embargo, la lógica de las industrias culturales y de la economía del turismo puede constituir un factor para el desapego de la población local respecto de este patrimonio cultural y la institución museo.


Desde el área de Educación, el programa Museo sostenible #MuseoSinPrisas nace con el fin de promover un giro en la concepción de la institución hacia la apropiación social del patrimonio cultural más allá de las políticas económicas y utilitarias de los bienes culturales, con el fin de que el museo camine hacia su integración en el tejido social, hacia la democracia cultural más allá de la democratización del acceso a la cultura. #MuseoSinPrisas promueve el museo como un espacio relacional que genere vínculos con el patrimonio, vínculos entre personas a través de los bienes culturales. Promueve el tiempo lento en el museo, reconectar con el entorno natural, repensar la aceleración que caracteriza nuestro estilo de vida y que conduce a la insostenibilidad del Planeta. Promueve pensar el museo desde fuera del museo, pensar la institución junto a colectivos sociales y con la ciudanía. Promueve el museo como lugar desde donde pensar el mundo.

Back to Top